Viñedo en Pie Franco

El Milagro del Vino de Toro

El Milagro del Vino de Toro

El atractivo de la actividad vitivinícola en la región de Toro se ha convertido en uno de los principales motores económicos de Zamora. Al amparo del Duero, en tierras arenosas y con duras condiciones, se produce el milagro del Vino de Toro.

Y si hablamos de milagro es porque realmente así es, ya que los viñedos de Toro conforman una de las pocas explotaciones vitivinícolas que sobrevivieron a la filoxera. Pero, ¿qué es la filoxera?

El Cambio al que Toro Resistió

Cuando hablamos de los vinos de Toro, muchas veces nos referimos a viñedos prefiloxéricos. Enfatizamos este aspecto porque esto implica que los viñedos han sido plantados en sistema de Pie Franco. Es decir, directamente en la tierra. Esto es una característica singular, ya que la mayoría de las plantaciones en la actualidad se llevan a cabo a través de injertos en patrones.

Se dice que los injertos salvaron a los viñedos europeos de la desaparición, precisamente por la aparición de la filoxera: un pulgón norteamericano que llegó a Europa a mediados del siglo XIX, y que supuso una plaga que acabó con la mayoría de las plantaciones europeas. La filoxera obligó a los viticultores a utilizar patrones — generalmente de Riparia y otras variedades de vid resistentes a este tipo de pulgón — para poder continuar con la explotación vitivinícola.

Filoxera
Grabado del Siglo XIX de Apeles Mestres

El Héroe Impasible ante la Filoxera

Las condiciones ambientales y climatológicas permitieron a los viñedos de Toro permanecer impasibles al cambio:

  • Un terreno árido, pobre en materia orgánica, con bajo contenido en sales minerales y de gran drenado.
  • Un clima extremo, con importantes oscilaciones térmicas a lo largo del día, inviernos duros con presencia prolongada de heladas.

Durísimas condiciones, incluso para la filoxera.

El futuro del Vino de Toro

Pero no todo es tradición e historia. La Denominación de Origen de Toro también ha sabido adaptarse y avanzar con los tiempos. El legado de sus viñedos centenarios se extiende a la amplia explotación turística de la zona, que en conjunción con la actividad vitivinícola ha propulsado la actividad económica de la región. Así lo acredita sin ir más lejos la Fiesta de la Vendimia, declarada de Interés Turístico Regional desde el año 2003, que todos los años congrega a miles de personas en Toro para disfrutar de sus desfiles y la gastronomía autóctona.

Carroza en Fiesta de la Vendimia

Bien es cierto que la situación actual por la pandemia ha influido negativamente en el sector turístico, pero las bodegas al amparo de la Denominación de Origen de Toro todavía tienen motivos para sonreír.

La crisis económica y el cambio en los hábitos de consumo de la gente, a raíz de la pandemia del COVID-19 que todavía estamos viviendo, parecen no ser suficientes para frenar la expansión en el mercado de los Vinos de Toro. Tanto es así, que el balance del Consejo Regulador refleja un ligero aumento de un 0.02% en la venta de contraetiquetas.

Una de las gamas que mayor aceptación tienen en el mercado es la de los robles, que también ha visto un aumento en el volumen de ventas respecto al año pasado, en este caso de 8,5%. Los crianza, por su parte, registran un aumento de un 4,4%. No así la de los grandes reservas, blancos y rosados, que sí descienden en su distribución.

En cualquier caso, podemos concluir que en líneas generales el reconocimiento de los Vinos de Toro sigue en aumento. Incluso en estos momentos difíciles, sentimos el reconocimiento del público cada vez más cercano.

¡Estamos deseando poder volver a celebrar la Fiesta de la Vendimia con vosotros! Mientras tanto, nos sentimos increíblemente orgullosos de que sigáis disfrutando de nuestros caldos en vuestras casas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Club De Enófilos
close slider